Colillas que aportan a la formación integral de los niños y las niñas de FUNDAGANA

Realizar una apuesta no sólo es motivo de suerte para quienes ganan con el chance o la lotería, sino también para aquellos que se benefician en las promociones especiales que realiza GANA. Pero, adicional a ellos, gana la educación, ganan los niños de los Hogares Empresariales de Fundagana que mejoran su calidad de vida gracias al reciclaje que se genera producto de estas campañas.

Al terminar el período establecido para la recolección de colillas de apuestas en una promoción y realizar el sorteo programado, las colillas reunidas se guardan por un tiempo, dando complimiento a las normas establecidas por los mecanismos de control, para luego ser empacadas y entregadas a una importante empresa de reciclaje de la ciudad.

Con los recursos obtenidos a partir de la venta de este reciclaje, Gana apoya la educación y la atención integral de 850 niños entre los 3 meses y los 5 años de edad que están matriculados en los seis Hogares Empresariales de Fundagana en los municipios de Chigorodó, Apartadó, Rionegro, Bello, Itagüí, y Medellín .

Una “piscina” de colillas de una promoción que dura en promedio 3 meses, tiene 5.625 kilogramos de papel reciclable, lo que se traduce en 3 millones de pesos que se invierten posteriormente en la sostenibilidad de los Hogares Empresariales. Un ejemplo de este gran aporte es la promoción de Súper Chance realizada desde febrero hasta mayo de 2010, en la que se entregaron siete Chverolet Spark a través de la recolección de 11.000.000 colillas diligenciadas por los clientes. De ellas, se generaron 5.625 kilogramos de reciclaje que fueron vendidos para entregar a la Fundación 3 millones de pesos para la atención de los niños y las niñas en el departamento.

Mensualmente Gana recolecta 1.300 kilogramos de reciclaje entre la sede principal y las oficinas, los que periódicamente son vendidos para obtener recursos para la fundación. En 2009, Fundagana recibió en total 10.193.387 de pesos para sus proyectos sociales producto del reciclaje de los colaboradores de la compañía.

Así, es evidente cómo a través de los juegos de suerte y azar, la organización no sólo acerca a los antioqueños a sus deseos y aporta miles de millones de pesos a la salud de los habitantes del departamento, sino que además se compromete con la educación y la calidad de vida de la primera infancia.